Oficinas compartidas

Torre Picasso de Madrid, propiedad de Pontegadea, la firma patrimonial de Amancio Ortega, se ha convertido en el primer rascacielos de la capital en contar con un centro ‘coworking’, esto es, un espacio de oficinas compartidas.

El centro, habilitado por la compañía austriaca dedicada a este tipo de oficinas Impact Hub, cuenta con 1.700 metros cuadrados de superficie y dispone capacidad para 230 puestos de trabajo, además de salas de reuniones y eventos.

Pontegadea, en virtud del acuerdo alcanzado con Impact Hub, se suma así a la apuesta por el ‘coworking’ que también están realizando otras grandes firmas patrimonialistas, como son las socimis Merlín Properties y Colonial, y compañías especializadas en habilitar este tipo de espacios como Spaces o WeWork.

De su lado, Impact Hub enmarca su nuevo centro en Torre Picasso en el plan de expansión que aborda en España, con el que prevé elevar en un 33% su espacio de trabajo colaborativo este año, de forma que al final del ejercicio sume 12.000 metros cuadrados, frente a los 9.000 metros con que cuenta actualmente tras la aperta de este nuevo ‘coworking’.

El espacio abierto en Torre Picasso es el quinto que esta firma abre en la capital, que inaugura en tanto proyecta abrir el sexto en el barrio de Prosperidad.

Además, la firma también tiene también presencia en Vigo, San Sebasatión, Málaga y Zaragoza. A escala global está en un centenar de ciudades.

La compaía cuenta con otra línea de negocio especializada en impulsar “proyectos de innovación, impacto y apoyo al emprendimiento” que, según asegura, supone ya un 30% de la facturación total.

En un comunicado, Impact Hub asegura que todos sus espacios están vinculados a un objetivo de desarrollo sostenible, a la promoción de “ecosistemas” favorables al emprendimiento y a la reflexión sobre la empleabilidad y el futuro del trabajo.Torre Picasso, de Amancio Ortega, primer rascacielos de Madrid con un centro de ‘coworking’.

Fuente: Republica.com