Desde 2008 cae en este mes

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en 4.253 personas en julio, su menor descenso en este mes desde 2002. Desde 2008 se vienen dando caídas en julio, siendo la de ahora la menor de esta racha.

El dato esconde una atípica subida del paro en todas las grandes autonomías: en Catalunya (1.558, primer incremento en este mes desde 2009), Madrid (908), País Vasco (1.741), Baleares (1.133), Canarias (1.979) o Comunidad Valenciana (639), y todo en plena temporada turística.

Andalucía (5.100 parados menos) y Galicia (4.328 menos), son la cara más positiva. Así, la llegada de la temporada estival, en un país que depende fuertemente del turismo y los servicios, no ha comportado una mejora en el paro. Tras el descenso de julio el volumen total de parados a nivel nacional se situó en 3.011.433 desempleados, la cifra más baja desde noviembre de 2008.

De su lado, la afiliación suma 15.514 nuevos puestos de trabajo, hasta el récord de 19,53 millones de afiliados medios, gracias al tirón de las actividades sanitarias y servicios sociales (54.500 afiliados más) y comercio, con 40.400 más. En el lado contrario, la educación destruye 108.616 empleos por las vacaciones en el calendario escolar.

El incremento de afiliados de julio es el segundo más bajo de toda la serie histórica de la Seguridad Social para este mes. Por autonomías, los mayores ascensos son en Galicia (12.290), Catalunya (12.193) e Islas Baleares (11.371). Donde más cae el empleo es en Madrid (16.849 empleos menos) y Andalucía (14.712).

El número de mujeres ocupadas se mantiene por encima de los 9 millones y se sitúa en 9.006.924, aunque en julio descendió en 43.912 trabajadoras respecto a junio.
La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, ha achacado el menor descenso del paro registrado en el mes de julio a la moderación del crecimiento económico y al aumento de la población activa. No obstante, ha subrayado que el mercado laboral sigue teniendo “un vigor muy importante”.

En cuanto a la contratación, en julio se hicieron 2,17 millones de contratos, 170.516 contratos o un 8,4% menos que en junio. De ellos, el 8,5% (185.713) fueron contratos de carácter indefinido, mientras que el 90% (1,97 millones) fueron temporales.

Los sindicatos han aprovechado las cifras del empleo para atacar la estacionalidad del empleo y su pobre calidad, con una elevada precariedad, según UGT.

Fuente: La Vanguardia