Aplaudimos el consenso

07
Nov
Por qué los vecinos queremos Madrid Nuevo Norte
  • PYMES Chamartín
  • 0 Comment
  • Eduardo Morán . Madrid Nuevo Norte .

moran_declas

Los vecinos del norte de Madrid llevamos más de dos décadas esperando el proyecto que, por fin, arreglará los problemas de nuestros barrios. Hemos tenido muchas decepciones a lo largo de estos años, esperando la que entonces se conocía como Operación Chamartín. Siempre a punto de llegar, pero nunca llegó.

Por eso, cuando este verano hemos sabido que el Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento y Distrito Castellana Norte (DCN) habían alcanzado un consenso de base sobre el que ponerse a trabajar hemos respirado aliviados. Y hemos aplaudido a todas las partes implicadas, porque han sabido dejar de lado sus grandes diferencias, han sabido hacer renuncias y concesiones, en beneficio de los ciudadanos. Con esto quiero decir que, para muchos vecinos, el consenso en sí ya fue una buena noticia.

Pero aún más positivo fue comprobar que las líneas guía sobre las que se está diseñando este proyecto están pensadas para satisfacer las exigencias de los vecinos y, me atrevería a decir, de toda la ciudad. Madrid Nuevo Norte se plantea como un proyecto sostenible, que mejorará la calidad de vida de los que vivimos por esa zona y, en general de todos los madrileños.

¿Qué nos gusta del proyecto? Vayamos por puntos. En primer lugar, valoramos positivamente la gran importancia que se da a la movilidad, con la vista puesta en la exigencia de reducir los desplazamientos en vehículos privados. Los madrileños queremos respirar aire limpio, pero también sabemos que si no nos ofrecen alternativas viables seguiremos cogiendo nuestros coches. Con este proyecto, el norte contará con tres nuevas paradas de Metro, además de la renovación de las paradas de Cercanías y más autobuses. Se prevén carriles bici y muchas zonas peatonales, para que los ciudadanos podamos volver a apropiarnos de nuestra ciudad.

Este proyecto se pone el objetivo de cerrar la herida que constituyen las vías del tren, poniendo por fin en comunicación los barrios del este con los del oeste. Todavía no sabemos cómo van a ser las pasarelas y los puentes, pero sabemos que por fin se va a dar solución a este problema. Y, sobre todo, sabemos que podemos opinar y que nuestra opinión se está teniendo en cuenta. El Ayuntamiento, tal y como se había comprometido, ya ha convocado la primera reunión de la mesa participativa y pudimos recibir información de primera mano sobre algunas cuestiones relevantes. Habrá más reuniones y los vecinos podremos ayudar con nuestras sugerencias y peticiones a que este proyecto responda de verdad a nuestras exigencias.

Nos gusta que se haya mantenido la idea del Ayuntamiento de crear el centro de negocio pegado a la estación de Chamartín. Esto nos garantiza que en la parte más septentrional del ámbito no haya edificios demasiado altos, respetando así el equilibrio con los barrios existentes del entorno. Y, al mismo tiempo, Madrid tendrá por fin un centro de negocios a la altura de las grandes capitales europeas, capaz de atraer empresas y generar puestos de trabajo de calidad para nuestros hijos.

Casas para vivir y parques para disfrutar

Suma y sigue. En el norte de Madrid necesitamos vivienda. Estamos hartos de oír como los vecinos se quejan de que no encuentran un piso y tanta demanda insatisfecha está provocando una subida de los precios en nuestros barrios que cualquiera puede comprobar con un simple paseo, si se fija en los anuncios callejeros. Así que claro que nos gusta que el Ayuntamiento, el Gobierno y DCN hayan consensuado duplicar el porcentaje de viviendas protegidas que se construirán, pasando del 10% que prevé la ley al 20%. Y claro que no podemos entender las críticas de quién argumenta que en otras zonas de Madrid hay viviendas vacías. ¿Desde cuándo los ciudadanos no podemos decidir libremente en qué zona queremos vivir?

Como presidente de una asociación de comerciantes, también me gustaría destacar que el proyecto no prevé la construcción de grandes centros comerciales, sino que se preocupa de cuidar e impulsar el comercio de barrio. Es una cuestión muy relevante, porque en nuestros barrios hay muchas familias que viven del pequeño comercio.

Igualmente importante es poner en valor la gran cantidad de parques y zonas verdes que se quieren hacer con este proyecto. Todavía nos faltan muchos detalles, pero apreciamos mucho la idea de un parque lineal que conecte los distintos espacios verdes que se van a hacer en la zona. Queremos parques, queremos espacios públicos para que reunirnos, queremos equipamientos deportivos, escuelas, centros de salud y de mayores. Y este proyecto nos los va a dar.

Por todas estas razones, escribo esta tribuna en nombre de los miles de vecinos, muchos representados en la plataforma de asociaciones que apoya este proyecto, para dejar claro que lo queremos y lo queremos pronto.

Eduardo Morán, presidente de PYMES Chamartín y portavoz de la Plataforma Castellana Norte