En los seis últimos meses

Un conflicto político entre varios países ha provocado que millones de relojes de Europa, todos aquellos que están conectados a las líneas de electricidad (los de los microondas, lavadoras, hornos, vídeos, frigoríficos o radiodespertadores si es que siempre han estado enchufados) se han retrasado un total de seis minutos desde el pasado mes de enero.

En un comunicado sin precedentes hecho público, el organismo que aglutina la mayoría de los operadores eléctricos europeos, el ENTSOE, ha explicado lo sucedido y ha anunciado que próximamente tomará medidas para que no vuelva a repetirse. Aunque la situación “tardará semanas en resolverse”.

El problema deriva de un conflicto entre Serbia y Kosovo en la zona denominada SMM de la que también forma parte Montenegro. Serbia no reconoce a Kosovo. Los serbios no le ceden la gestión de la red eléctrica. Y  los problemas en la gestión han provocado que la red eléctrica se haya desviado a los 49,995 herzios. En vez de los 50 herzios que debería tener.

“Los desacuerdos políticos entre las autoridades serbias y kosovares han llevado al impacto en la electricidad observado. Si no se encuentra una solución a nivel político, el riesgo de desvío podría continuar”, ha avisado la red, de la que forman parte 25 países europeos.

Fuente: Noticiascuriosas.com