Según UniversalPay

tarjeta

UniversalPay, compañía especializada en soluciones de pago físicos y digitales, ha desvelado, en el marco de la sexta edición del Mobile Commerce Congress, el ecommerce que viene y las tendencias de pago para 2019, que apuntan a un mayor crecimiento del pago con tarjeta y a la consolidación de la multicanalidad y del pago móvil.

Durante la jornada, la entidad ha anticipado algunos de los datos que publicará próximamente en el Estudio de El Futuro de los Pagos 2019 y que revelan que la tarjeta supera al efectivo como método de pago habitual de los consumidores en el día a día. En concreto, su uso se ha incrementado hasta el 72,5% en compras diarias, frente al 65,9% de compradores que afirman usar efectivo en sus pagos habituales.

Las transacciones con plástico son preferidas en todas las franjas de edad desde los 25 a los 65 años, solo los consumidores de entre 18 y 24 años siguen optando por realizar sus compras mayoritariamente en efectivo. Tal y como ha apuntado Miguel Ángel Cuesta, director de negocio de la compañía, “no solo es una cuestión de edad, también es una cuestión geográfica, pues se aprecia un mayor uso en las provincias de costa y en Madrid; y de verticales: las tiendas de tecnología, los grandes almacenes, supermercados y tiendas de ropa son los lugares preferidos para pagar con tarjeta”.

En este sentido, Cuesta ha destacado que “tiene mucho que ver el auge de los dispositivos móviles, ya que 6 de cada 10 consumidores han incrementado el uso del móvil en tienda”. La mitad de ellos lo utiliza durante el proceso de compra para comparar precios o características por Internet e, incluso, para hacer fotos de los productos. Alrededor del 20% de los clientes piden consejo sobre la compra o adquieren un producto similar vía online.

Estos porcentajes revelan la consolidación del móvil como método de pago con más posibilidades de desarrollo en 2019, que ya cuenta con un 15% de clientes que lo utilizan en sus compras, casi la mitad de ellos a través del wallet de su banco. “El pago por móvil es una de las propuestas más versátiles para gestionar la omnicanalidad, porque es una herramienta muy práctica y funcional que ofrece una menor fricción en el proceso de compra, una mayor conveniencia y una reducción de costes”, ha apuntado Cuesta.

En este contexto, la multicanalidad adquiere un mayor protagonismo en la experiencia de pago y, aunque en la actualidad solo el 36% de los comercios tienen integrados en un mismo reporte los canales offline y online, Cuesta ha recordado “la necesidad de caminar hacia un sistema integrado que optimice los flujos de trabajo conectando el cobro por tarjeta en el punto de venta con el ERP y el sistema de contabilidad de los comercios”.

De esta manera, se automatizan las operativas diarias en todos los canales,reduciendo de forma considerable los tiempos de gestión y los márgenes de error, tanto en contabilidad como en seguridad. En palabras de Cuesta “la experiencia multicanal no solo mejora la atención al cliente, sino que permite implementar sistemas como la tokenización, que incrementa la protección de datos del consumidor y favorece los pagos recurrentes y los pagos one-click, que aumentan las ratios de conversión del comercio hasta un 15%”.