Informe de la CEC

La Confederación Española de Comercio (CEC) asegura que las ventas del final de las rebajas confirman la tendencia de contención del consumo, después de conocer, según los datos del INE, que el único formato que presentó ventas al alza en agosto fueron las grandes cadenas (+1,4%), mientras que la facturación de los pequeños y medianos comercios cayó un 0,4%

La CEC ha vuelto a insistir en que la política de promociones continuadas a lo largo de todo el año que practican las grandes cadenas ha hecho que el consumidor pierda interés por las rebajas, provocando por tanto, en su opinión, que las pymes de comercio carezcan de un período definido para dar salida al stock acumulado a un menor precio.

Asimismo, los comerciantes han explicado que la ralentización del consumo, determinada a su vez por un poder adquisitivo menguante y el cambio en los hábitos del consumidor, son motivos también de la falta de afluencia de clientes a las tiendas en rebajas, a lo que se suma además la inestabilidad política.

El presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, ha advertido sobre el fracaso del actual modelo de rebajas, al tiempo que ha solicitado una reflexión de todo el sector para reconducir esta situación. “Aunque queremos ser positivos y afrontar los próximos meses con optimismo, los datos que nos llegan mes a mes nos lo ponen muy difícil”, ha indicado.Por ello, ha pedido a las administraciones medidas concretas que apoyen y ayuden al sector frente a los “desequilibrios competitivos”.