Dos fases distintas

madrid_central

Madrid Central entra en vigor este viernes 30 de noviembre. El perímetro de Madrid Central estará formado por las calles Alberto Aguilera, Glorieta de Ruíz Jiménez, Carranza, Glorieta de Bilbao, Sagasta, Plaza de Alonso Martínez, Génova, Plaza de Colón, Paseo de Recoletos, Plaza de Cibeles, Paseo del Prado, Plaza de Cánovas del Castillo, Paseo del Prado, Plaza del Emperador Carlos V, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, Glorieta de Embajadores, Ronda de Toledo, Glorieta de la Puerta de Toledo, Ronda de Segovia, Cuesta de la Vega, Calle Mayor, Calle Bailén, Plaza de España (lateral continuación de la Cuesta de San Vicente), Calle Princesa y Calle Serrano Jover.

La circulación por los viales del perímetro del área de Madrid Central está permitida.

Estarán restringidos el acceso y la libre circulación de vehículos en las calles situadas en el interior de este perímetro a excepción de:

  • Calle Santa Cruz de Marcenado (de Calle Serrano Jover a Calle Mártires de Alcalá).
  • Calle Mártires de Alcalá (de Calle Santa Cruz de Marcenado a Calle Alberto Aguilera).
  • Avenida Gran Vía de San Francisco.
  • Calle Bailén.
  • Calle Algeciras.
  • Cuesta Ramón.
  • Calle Ventura Rodríguez (de Calle Princesa a Calle Duque de Liria).
  • Calle Duque de Liria (de Calle Ventura Rodríguez a Calle Princesa).

Las restricciones

En una primera fase (30 de noviembre – 9 de enero) el control se hará manualmente mediante los agentes de movilidad, a los que los diferentes usuarios deberán aportar la documentación dada en cada caso. A partir del 9 de enero, el control se realizará telemáticamente por matrícula a través de las cámaras ubicadas en el área de Madrid Central.

Todos aquellas personas empadronadas en la zona acotada de Madrid Central y que ya dispongan de dispongan de un vehículo (en propiedad, alquiler o usufructo), podrá acceder sin restricciones, circular y estacionar, a este área independientemente del etiquetado medioambiental del mismo. Eso sí, a partir de 2025, todos aquellos que carezcan de etiqueta tendrán prohibido el acceso (excepto los matriculados como históricos).

El ayuntamiento tramitará de oficio el permiso de acceso para todos aquellos residentes que tengan vehículo en propiedad, por lo que no tendrán que hacer gestión alguna para obtenerlo.

No obstante, sí tendrán que solicitar dicho permiso de acceso los residentes que cumplan los siguientes supuestos:

  • Nuevas adquisiciones.
  • Vehículos con cambio de titularidad
  • Vehículos en régimen de renting, leasing, o arrendamiento-
  • Vehículos de sustitución

En estos casos deberán aportar la documentación requerida de forma telemática a través de la sede electrónica del Ayuntamiento o mediante Mi Carpeta en caso de tener certificado electrónico o presencialmente a partir del 22 de enero en cualquiera de las Oficinas de Atención al Ciudadano (OAC).

Asimismo, también deberán gestionar su permiso estos supuestos, pero posteriormente, a partir del 8 de enero, ya sea físicamente con cita previa o a través de la sede electrónica o mediante ‘Mi Carpeta’:

  • Vehículos con matrícula extranjera, diplomática, histórica
  • Vehículos en usufructo (aquellos usuarios autorizados para el uso del vehículo que no sean propietarios)
  • Vehículos en régimen de retribución en especie (usuarios de vehículos de empresa, ya sea en propiedad o renting).

Durante la primera fase de implantación, los residentes simplemente deberán mostrar, si así se requiere, su DNI, pasaporte o certificado de residencia. En definitiva un documento que acredite que reside dentro de Madrid Central.

Por otro lado, aquellas personas empadronadas en el Distrito Centro que, antes del 30 de noviembre, hayan obtenido la autorización de acceso (temporal o permanente) para sus vehículos en las Áreas de Propiedad Residencial (APR) existentes, podrán acceder con los mismos a Madrid Central hasta el día de vencimiento. Si este supera el 30 de junio de 2019, sólo podrán circular y estacionar hasta dicha fecha.

Los no residentes

Los que residan en Madrid Central, incluyendo las que tienen vivienda en propiedad en dicha zona pero que no viven allí, sólo podrán acceder al área con vehículos con etiqueta Cero o Eco (circular y aparcar). De contar con etiqueta B o C, podrán acceder siempre y cuando aparquen en párking público o privado, así como en garaje particular.

En ningún caso tendrán acceso aquellos vehículos que no dispongan de distintivo medioambiental, ni siquiera aparcando en párking. Lo que incluye a las motos. Además, las motos con etiqueta B o C, podrán aparcar fuera de un aparacamiento entre las 7 y las 22 horas.

Estos conductores no tendrán que hacer gestión alguna, ya que se controlará primeramente mediante el cuerpo de agentes de movilidad y, a partir del 9 de enero, de forma telemática la matrícula, cruzándolo con los datos de los parkings. En la primera fase, simplemente deberán indicar a un agente de movilidad si es requerido donde van a aparcar.

¿Y hay excepciones? Sí: personas de movilidad reducida, titulares de vehículos comerciales e industriales, invitados de residentes, vehículos que accedan a centros educativos para dejar/recoger alumnos (incluyendo particulares, de lunes a viernes entre las 7:00 y las 22.00), propietarios de plazas de garaje (en propiedad o arrendadas), empresas que prestan suministro que ofrecen sus servicios en Madrid Central, taxistas y VTC, cuerpos de seguridad, de asistencia sanitaria y servicios de emergencia, profesionales de salud, trabajadores en Madrid Central de horario nocturno y clientes de talleres ubicados en Madrid Central.

Fuentes: Madrid.es y Motorpasion.com