Acto reivindicativo

El barrio de Fuencarral fue el escenario el domingo 3 de junio de un acto reivindicativo para denunciar la falta de equipamientos públicos en la zona. Más de 50 vecinos se dieron cita para evidenciar la falta de dichas dotaciones, en particular de piscinas públicas. El acto, “Mójate por tu barrio” tuvo lugar frente a la ermita de San Roque, en el descampado donde se desarrollará el proyecto Madrid Nuevo Norte y que está actualmente abandonado, lleno de escombros y basura, así como de asentamientos ilegales.

Desde la Asociación de Vecinos de Santa Ana organizaron este acto para reivindicar soluciones para su barrio. Consideran “imprescindible” que se dé comienzo a Madrid Nuevo Norte,” el proyecto que supondrá la renovación del norte de Madrid, una renovación que tanto vecinos como asociaciones llevamos reclamando desde hace años y que daría solución a problemas como el que en este caso hemos querido evidenciar, la falta de equipamientos”, aseguran.

“En el barrio no tenemos prácticamente espacios públicos para hacer deporte. Ahora que llega el verano, se hacen más evidentes estas carencias. ¿Qué vamos a hacer con nuestros niños pequeños en las tardes de verano, cuando no tenemos ni una piscina para pasar la tarde? Necesitamos que las administraciones se acuerden de nosotros, porque nuestro barrio lleva años reclamando soluciones”, afirman los convocantes.

“En los últimos meses hemos salido a la calle en distintas ocasiones, porque estamos cansados de que no se nos escuche. A pesar de las mentiras interesadas que difunden algunos, nosotros no somos el norte rico, aquí vivimos gente normal que sólo reclama los servicios que necesitamos los vecinos”, continúan los vecinos de la AAVV Santa Ana.

“Queremos que el norte se desarrolle y reclamamos una solución ya. La puesta en marcha de proyectos de regeneración, como Madrid Nuevo Norte, ayudaría a que espacios degradados, como en el que hoy nos hemos reunido, se conviertan en zonas para los ciudadanos: parques, piscinas, polideportivos, colegios… Por eso hemos manifestado nuestra satisfacción porque el Ayuntamiento y las otras partes se hayan por fin puesto de acuerdo para dar vía libre al proyecto. Y por eso seguimos en la calle: porque los vecinos no vamos a permitir que nos arrebaten otra vez la esperanza de que nuestros hijos tengan un barrio mejor”, finaliza la nota.