Cepyme pide reformas

El mercado laboral logró alcanzar en marzo los 19.043.576 ocupados, la mayor cifra desde agosto de 2008, en tanto que el desempleo se redujo en 33.956, al menor ritmo en un tercer mes del año del último lustro.

La Seguridad Social ganó 155.104 afiliados (el 0,82 % más) durante marzo, cifra superior a los 138.573 del mismo mes del año pasado que ya recogía los efectos de la Semana Santa que en 2018 comenzó antes.

Por ello, la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, ha asegurado que los efectos de la Semana Santa se notarán de forma clara en el mes de abril, con un mayor numero de contrataciones, lo que producirá “efectos beneficiosos sobre el mercado de trabajo”.

El número de parados se situó en 3.255.084 personas en marzo, tras reducirse en 167.467 en términos interanuales, la menor reducción desde 2011, en tanto que la afiliación creció en 541.489 personas en el último año, al menor ritmo desde 2014.

En términos de empleo, el número de afiliadas a la Seguridad Social marcó récord de toda la serie histórica con un total de 8.835.018 trabajadoras y alcanzará los 9 millones este verano, según las previsiones del Ministerio.

Por regímenes, el general creció en 138.724 personas durante marzo, hasta los 15,7 millones de ocupados, gracias al impulso de la hostelería (57.401), construcción (14.986), actividades sanitarias y servicios sociales (9.957), educación (8.160) y administración pública (7.503).

Dentro de éste, el sistema especial agrario perdió 10.232 ocupados y el de empleados del hogar sumó 666 afiliados.

Por su parte, el régimen de autónomos sumó 14.425 afiliados; el del mar, 1.983 ocupados; y el del carbón restó 28 personas.

Respecto al desempleo, los datos muestran que la mayor parte del recorte provino de las personas que habían trabajado en los servicios (32.401 personas), seguidas por los de la construcción (4.555) y la industria (4.000), en tanto que aumentó en los de la agricultura (1.722) y los que no habían trabajado antes (5.278).

El paro se redujo más entre los hombres (21.328) que entre las mujeres (12.628), pese a que hay medio millón más de desempleadas; en tanto que la caída se concentró entre los mayores de 25 años y los nacionales, ya que sólo disminuyó en 2.692 extranjeros.

El número total de contratos registrados durante marzo fue de 1.709.848, es decir, 138.831 más que en febrero, de los que sólo uno de cada diez (179.821) eran indefinidos y uno de cada tres, a tiempo parcial.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha recordado que este año no computan en los datos de contratación el de apoyo a emprendedores -ya extinto-, que era “un contrato indefinido falso porque una vez que se superaba el período de prueba de un año las personas iban a la calle”.

Los datos publicados hoy muestran también que sólo seis de cada diez parados percibían una prestación por desempleo en febrero, aunque la tasa de cobertura (60,9 %) ha mejorado en más de dos puntos respecto a un año antes.

Sin embargo, esta mejora responde a un descenso del número total de desempleados, ya que el de beneficiarios de prestaciones (1.898.369) se redujo el 0,8 %.

Los sindicatos ven en estos datos un mercado laboral precario, estacional y temporal, con mejoras del empleo claramente relacionadas con actividades estacionales como el turismo, por lo que piden la derogación de las reformas laborales y exigen a los partidos políticos que tengan en cuenta sus reclamos.

Para la patronal de las pymes Cepyme, es urgente acometer las reformas pendientes y dotar de mayor flexibilidad al mercado laboral, impulsando la contratación en las pequeñas y medianas empresas y evitando que los costes laborales penalicen la competitividad de las mismas.