Según Cinco Días

El BBVA ultima los detalles para desprenderse del control de la Operación Chamartín, conocida ahora como Madrid Nuevo Norte, y cedérselo a Merlin Properties, en la que es la mayor operación inmobiliaria a nivel europeo en la actualidad. El objetivo es garantizar la estabilidad del proyecto que lleva la filial de la entidad y promotora Distrito Castellana Norte (DCN), según informa ‘Cinco Días’.

Según esta información, BBVA pasaría a tener un porcentaje muy pequeño capital de la empresa resultante, en torno al 2%. Actualmente el banco controla el 75% del capital de DCN y la constructora San José el otro 25%.

El faraónico proyecto, del que tres cuartas partes se destinarán a usos públicos, constará de 10.500 viviendas, oficinas, aparcamientos y zonas verdes. Además, incluye una reforma integral de la estación de tren de Chamartín como como principal nudo del AVE y la creación de una nueva ‘city’ financiera.

La operación lleva asociada una inversión de unos 6.000 millones de euros y supondrá actuar sobre tres millones de metros cuadrados de terreno al norte de la capital.

La previsión es que las obras de urbanización arranquen a finales de 2020. La primera fase del complejo se prevé para 2028, si bien todo el desarrollo contempla un calendario de ejecución a 24 años.

En cualquier caso, el banco que preside Carlos Torres Vila supervisará el desarrollo de la operación hasta el final.

Fuente: Republica.com