Según El Independiente

Problemas de última hora para una aprobación que parecía un hecho. Un artículo publicado por El Independiente ha desvelado por qué todavía no se ha procedido al inicio de la modificación definitiva el Plan General de Ordenación Urbana y al consiguiente comienzo de las obras en Chamartín, que tendrían que haber empezado hace un mes.

Porque según estas informaciones, cuando todo estaba pactado, el Consistorio ha variado las condiciones y ahora sus técnicos exigen unilateralmente recortar 200.000 metros cuadrados más de la operación, lo que significaría 2.000 viviendas menos.

Según El Independiente, Distrito Castellana Norte se niega a retocar el consenso alcanzado en julio, porque en el supuesto de recortar 2.000 viviendas más los números no saldrían.

Y es que si el plan inicial contemplaba la construcción de 17.000 viviendas, el acuerdo con el equipo de Carmena redujo la cifra a 11.000 viviendas por exigencias del Consistorio, que conllevaban sin embargo una disminución de la inversión en las infraestructuras de la zona, que se habrían remodelado a coste cero para los madrileños.

La situación parece problemática. Porque este medio afirma que testigos de lo que está pasando revelan un escenario de desencuentro total. “No se sabe muy bien qué es lo que ocurre porque los encuentros se llevan a cabo entre los actores principales (DCN, ayuntamiento, Adif), pero en DCN se teme que no se respete lo anunciado en julio por la parte municipal”.

Otras voces hablan directamente de “inseguridad jurídica” –continúa El Independiente- y de que el equipo de Carmena quiere contentar a sus sectores más radicales, aquéllos que calificaron de “pusilánime” a la alcaldesa tras el consenso del 27-J.