Comenzará a aplicarse el 30-N

29
Oct
El Ayuntamiento aprueba ‘Madrid Central’ en una sesión extraordinaria

‘Madrid Central’, el proyecto con el que el Ayuntamiento de Madrid cerrará el centro de la ciudad al tráfico, ha sido aprobado este lunes en una sesión extraordinaria y comenzará a aplicarse a partir del 30 de noviembre cuando salvo excepciones solo podrán acceder a la almendra central sus vecinos y quienes conduzcan vehículos no contaminantes.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha informado en una rueda de prensa de la aprobación de este expediente, uno de los más ambiciosos del Ejecutivo de Manuela Carmena, con el que busca reducir en un 40 % la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) entre las críticas del PP, Cs y el Gobierno regional.

“Es un día muy importante, a efectos de lucha contra la contaminación y la preservación de la salud de la ciudadanía me atrevería a decir que es un día histórico“, ha dicho Sabanés.

Podrán circular por Madrid Central residentes, personas con movilidad reducida y excepciones. Los vehículos 0 y cero podrán circular por la zona mientras que los etiquetados como B y C sólo podrán hacerlo para ir a los aparcamientos de rotación.

La Plataforma de Afectados por Madrid Central ha anunciado este lunes que emprenderán una batería de “acciones de protesta” para “volver a la Mesa de diálogo” de la medida, que a su juicio “rompió” el Ayuntamiento, con el objetivo de que Madrid Central nazca de forma “coherente y razonable”. Así lo han trasladado los miembros de la plataforma concentrados a las puertas del Palacio de Cibeles, donde se produjo la Junta de Gobierno extraordinaria que aprobó el decreto, a su juicio “a escondidas”, que regula Madrid Central. Estas cincuenta personas han estado apoyadas por el portavoz del PP en el Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, y su homóloga en Cs, Begoña Villacís.

Bajo una gran pancarta con el lema ‘Madrid Central. Así NO!’, la Plataforma, en voz de la comerciante de Centro Isabel García Yáñez, ha leído un comunicado en el que ha asegurado que la puesta en marcha de Madrid Central puede generar “una auténtica contestación ciudadana”.

Han cargado contra la “incapacidad” del área de Medio Ambiente y Movilidad para “promover un auténtico debate participativo”, así como su “arbitrariedad” a al ahora de tomar decisiones, “analizando de forma aislada el problema de la accesibilidad”. De nuevo, los afectados de Madrid Central han lamentado la “improvisación” en todo el proceso de gestión de la medida.

Esto se ha puesto de manifiesto “con las concesiones simbólicas y atropelladas de la última semana, aplazando una semana la entrada en funcionamiento de Madrid Central, como si el problema de Madrid Central se resolviera evitando el ‘Black Friday’”.

Por todo ello han manifestado que “el decreto de la junta no va a paralizar sus actuaciones” y han pedido a Inés Sabanés “volver a la mesa de trabajo para negociar”.